¿Qué son las muñecas Waldorf?

muñecas Waldorf

¿Qué son las muñecas Waldorf?

 

En los últimos años las familias nos hemos vuelto más consciente de la importancia que del medio ambiente dentro de nuestras casas, por eso los fabricantes de juguetes han comenzado a producir juguetes más ecológicos y naturales para satisfacer la creciente demanda. Pero las escuelas Waldorf, que se originaron en la década de 1920, siempre han proporcionado a los niños los juguetes hechos de materiales naturales, como la madera, seda, lana y algodón.

Sí, este tipo de juguetes son buenos para el medio ambiente, pero lo más importante, que son buenos para los niños. Es de suma importancia la experiencia sensorial en la primera infancia, y una característica importante de un juguete Waldorf es que ofrece muchas experiencias para los sentidos del niño pequeño.

Imagina la experiencia sensorial de un niño que abraza un muñeco de plástico rígido, duro con el pelo sintético y, a continuación, que abraza una muñeca Waldorf rellena de lana, cubierta de algodón con una cabeza de mohair suave. No sólo las muñecas Waldorf son más estéticas, sino que por su suavidad y calidez tienen un efecto calmante y relajante para el niño.

 

muñecas Waldorf

 

Waldorf, hermosos a la vista

Los juguetes Waldorf deben ser hermoso a la vista, ya que la vista es tan importante como el tacto. Queremos criar a los niños en un entorno bonito y los juguetes deberían serlo también. Al rodear los niños con la belleza, no sólo estamos contribuyendo a su sensación de bienestar (o "sentido de la vida", como Rudolf Steiner se refirió a ella), sino también el desarrollo de su conciencia estética.

Los muñecos que están hechos de materiales naturales, con colores ricos y realizados a mano con amor, contribuyen a que el niño de sienta mejor acompañado. Como Platón reconoció de manera tan elocuente, "el tipo más eficaz de educación es que un niño juegue entre cosas preciosas."

muñecas Waldorf

 

Inspirar la imaginación de los niños

Rudolf Steiner, el fundador de la pedagogía Waldorf, sugirió que los juguetes de los niños deben ser en gran parte sin forma, con el fin de estimular la imaginación de un niño. Por eso los juguetes Waldorf son a menudo simples y sin mucho detalle. Al dar a los niños objetos que no están detalladamente formados se convierten fácilmente en más de una cosa, y los niños pueden dar rienda suelta a su imaginación.

Si estás familiarizada con una muñeca Waldorf, sin duda te has dado cuenta de que este tipo de muñecas tienen rasgos faciales mínimos. Como es el caso con la mayoría de los aspectos de la educación Waldorf, la razón no es arbitraria. Las muñecas Waldorf tienen un mínimo o ningún rostro con el fin de fomentar la imaginación del niño a cultivar sus habilidades sin límites.


El juego es el trabajo del niño y los juguetes son sus herramientas.




 


Dejar un comentario